eritema solar

Operación Sol : Esas preguntas que te rondan por la cabeza…

-  ¿Por qué ya no me pongo tan morena como hace años?

A menudo, sucede cuando en el organismo cambia la capacidad de producir melanina; es decir, cuando te expones al sol como al principio, con la misma protección, pero el moreno que coges es menos intenso. Varias son las explicaciones más frecuentes  a este efecto: alteraciones hormonales, estrés, nuevos hábitos alimentarios. Para remediar esta causa, pueden consumirse cápsulas bronceadoras, un mes antes de la exposición al sol o de ir en vacaciones. Y después, un truco, aplicar autobronceador en los tres días precedentes a la exposición: el efecto moreno al sol parecerá al segundo ¡mucho más intenso!

- Después de bañarme en el mar, ¿me dejo la sal en la piel o no?

Sólo si tienes la piel grasa, para ayudar a secar el engrasado, y porque la sal desinfecta los poros y ayuda a reducir el problema. Después del baño, disfruta tomando el sol con la sal marina en la piel durante media hora, y después elimínala con una ducha y aplícate un gel solar específico para pieles grasas. Pero ¡cuidado! Si tienes la piel normal o seca, la sal tiene que eliminarse enseguida, de otro modo,  corres el peligro de irritación cutánea y  quemaduras.

- En años anteriores he sufrido de eritema solar, ¿volverá?

Ten cuidado, tienes muchas papeletas para que vuelva a aparecer. El eritema solar, es una irritación cutánea parecida a una reacción alérgica. Se trata de un recalentamiento de los vasos sanguíneos causado por el contacto con los rayos infrarrojos: la piel se enrojece, se irrita y presenta la imagen de puntitos rosados que se extienden por todo el cuerpo y pican.   Una vez desaparecidos, en general, no vuelve en un tiempo. Sin embargo, basta que la piel no esté expuesta más al sol por algunos meses, y al primer contacto con el calor,  puede salirte de nuevo. Hoy en día, existen cremas específicas para pieles fotoalérgicas, ¡pero no esperes milagros!

Así que, si has tenido un eritema solar en el pasado, antes de ir de vacaciones y exponerte al sol, ¡Haz una  visita al dermatólogo!

- Tengo la piel clara y sólo cojo color por los brazos, espalda y tripa, pero nunca por la cara y las piernas, ¿ por qué?

La piel clara, tiende a producir menos melanina que la piel olivácea, y además es mucho más delicada, sobre todo en piernas y cara. Los capilares infracutáneos son mucho más delicados, y al contacto con los rayos infrarrojos, tienden a enrojecerse más fácilmente.  Por ello, crees que al enrojecerse al sol, se piensa haber cogido un poco de color, pero al día siguiente, te encuentras tan blanca como siempre. Para dar un impulso al moreno en estas zonas, prueba con cápsulas bronceadoras un mes antes de irte de vacaciones.

- ¿Tomar el sol en el pecho, hace daño?

Según un reciente estudio en el “British medical Journal”, no es así. De hecho, según los expertos,  dermatólogos, ginecólogos y oncólogos,  tomar el sol en el pecho, puede incluso ser beneficioso, sobre todo, si se sufre de tensiones premenstruales. En estos casos, el calor del sol produce una sudoración beneficiosa que ayuda aliviar los síntomas premenstruales en los pechos.  Sin embargo, los dermatólogos al no haberse investigado mucho sobre este terreno, aconsejan que puesto que en los senos se encuentran capilares muy delicados, apliquemos una protección altísima, aplicando crema cada dos horas y después de cada baño.

Prepárate para el moreno en

http://www.cherryck.com/?p=1272